Aposté por la aventura – Viajes solidarios

0

‘Los viajes solidarios te obligan también a hacer un viaje interior.’

“Cuando tus sueños son más grandes que tus miedos es el momento de actuar”. Así fue como tomé la decisión acertada, me atreví y lo hice. Aposté por la aventura y el vivir una gran Experiencia, con mayúsculas. La que me ha enseñado a perder el miedo a todo cambio, a saber reinventarme una y otra vez, dejando por un tiempo de lado mi bonito y predecible día a día en mi ciudad natal, Cádiz. Y es que es cierto eso que bien dijo J. R. R. Tolkien de que “no todos los que deambulan están perdidos”. Yo no tenía nada de lo que huir ni me sentía perdida en ningún aspecto. Simplemente sentí que llegó el momento de hacer realidad ese sueño que me rondaba la cabeza desde que acabé la facultad, hace más de 13 años.

Tomada la decisión dejé mi trabajo en la clínica y me embarqué en un viaje sin planes ni expectativas, acompañada de mi pareja, con sólo un billete de ida y unas ganas locas de aprender, compartir, sentir y vivir. El destino elegido para comenzar nuestra particular aventura fue Nepal, por diversos motivos. El Himalaya ya entraba en nuestros planes desde hacía mucho tiempo, y a eso se unió la tragedia del terremoto que tan injustamente castigó a este pequeño y encantador país. Así que allí confluían 2 objetivos: Hacer trekking por sus maravillosas montañas y ayudar en lo que pudiéramos. Y justo de esta unión de hacer kilómetros y ofrecer ayuda altruista fue lo que nos llevó 2 años atrás a crear un bonito proyecto deportivo solidario entre 4 amigos: “4×4: Kilómetros solidarios”. Así que pensamos, ¿qué podríamos hacer para ayudar?, y fue así como surgió nuestro particular “proyecto odontológico”. Soy dentista y pensé que tal vez podía echar una mano con algo que estuviera relacionado con mi profesión. Así comenzamos nuestra ruta por diversos orfanatos de Asia, haciendo revisiones dentales, talleres de higiene oral y regalando cepillos y pasta de dientes a los pequeños, que comprábamos gracias a la generosa aportación que amigos y desconocidos hacían a través de 4×4 y a lo recaudado con la creación de la revista infantil “El ático de los gatitos, por Rosario Troncoso. Lo que hacíamos no era gran cosa, poco más se podía hacer con tan sólo 2 kits de exploración, pero siempre es mejor que nada. Mario se encargaba del reportaje gráfico, y entre los 2 hacíamos unos graciosos murales con muelitas que dejábamos en cada orfanato. En la sección “proyecto odontológico” de mi blog “Proyectos en ruta” está todo documentado.

Nos esperaban por delante unos meses de llenar la mochila y el espíritu de ilusiones, proyectos y Vida, todo compartido con gente increíble que harían de esta experiencia algo inolvidable. Viaje que exprimimos al máximo, viviéndolo todo de la forma más humilde posible, con un presupuesto “low cost”. Pasamos 2 inolvidables meses en Nepal, donde visitamos orfanatos, disfrutamos de la vida “simple” en Pokhara, alucinamos con la belleza del Himalaya durante 2 trekkings e hicimos un retiro de meditación Vipassana de 11 días, entre otras cosas. De allí pasamos a India, donde tras un intenso mes de duro estudio nos certificamos como profesores de Yoga. Continuamos la ruta por Malasia, Thailandia, Myanmar, Vietnam, Camboya y Laos. Estos 8 meses de viaje por el Sudeste Asiático han sido sin duda un antes y un después en nuestros rumbos, en nuestra perspectiva de entender la vida y en la reorganización de prioridades. Y es que viajar lento y con calma te da la oportunidad de empaparte de todo de una forma mucho más profunda. El aprendizaje se me antoja ilimitado. Y sin ninguna duda lo volvería a hacer una y otra vez. Así que es obvio que mi respuesta para todo el que me pregunta si mereció la pena, sea un rotundo y firme SI.

Cuando al acabar la facultad mi abuela me regaló el que fué mi primer viaje en avión, a Londres, ni ella ni yo nos imaginábamos que aquello sólo era el comienzo. Y aquí estoy de nuevo con otro viaje en mente a corto plazo, con carácter solidario. Mi pareja y yo haremos en Diciembre el Camino de Santiago del Norte completo, más de 800 kilómetros en 21 días. La finalidad es vender simbólicamente cada kilómetro a 2 euros y recaudar dinero para la Ong Kubuka-Más por ellos y para la Plataforma de Afectados de ELA.

Me pasaré con frecuencia por aquí para seguir hablando de este maravilloso vicio que es viajar. Mi recomendación final es que inviertas en viajar, que sin duda es un acierto seguro.

Laura Aciara Troncoso en sus viajes

Laura Aciara Troncoso en sus viajes

Laura Aciara Troncoso

Laura Aciara Troncoso en sus viajes

Laura Aciara Troncoso en sus viajes

Laura Aciara Troncoso en sus viajes

Share.

About Author

Laura Aciara

Gaditana, dentista y profesora de Yoga de profesion(es). Aunque enamorada de la tranquilidad y belleza de mi ciudad natal, mi naturaleza inquieta y viajera me hace "escapar" cada varios meses para descubrir nuevos rincones del mundo. Recién llegada del que por ahora ha sido el mejor viaje de mi vida, 8 meses recorriendo países Asiáticos como Nepal, India, Myanmar y Camboya entre otros, acompañada de mi pareja y compañero de vida. Me apasionan los viajes que implican un trato directo con la gente y con la naturaleza. Las montañas, los trekkings y el Yoga siempre están en mi cabeza. Involucrada siempre que puedo en proyectos deportivo -solidarios. Me encantará compartir con vosotros experiencias y nuevos proyectos que estamos creando, y ojalá te contagie con cada entrada de algunas de mis pasiones.

Leave A Reply

Uso de cookies

La web de MY CHIC PLANET utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies